Textos

A propósito de Pretérito Imperfecto


A Mayo se la llevó Pedro un viernes cercano a fallas. Así Dora puede compartir su casa con Abril, muy negra y cariñosa. Aunque Dora dice que impone y defiende, es una perra que lo tiene muy claro. Dora tiene tanto que contar que siempre le falta tiempo. Cada viaje a Cartagena paso un sueño tremendo. Mil ideas nuevas se le amontonan, sin tiempo para ser ejecutadas. Como aquella de guardar los paquetes vacíos de cigarrillos Camel para su cuadro de traficantes." Los más importantes del siglo XX, dice Dora." Me pareció muy ocurrente, como siempre. Pero al final unas cosas y otras distraen a nuestra Dora. Demasiados pleitos, sustos, techos de su estudio que se caen, separaciones inmorales. Así que, como había mucho de Dora almacenado y todavía por compartir, un día ella me dijo "Pretérito Imperfecto. Antológica". Y a mí, que me dedico a esto, me pareció una idea estupenda. Del almacén rescatamos grandes sorpresas y viejos clásicos. "El banquete" es mi favorito, porque la tertulia entre amigos y tener algo que celebrar me parece estupendo. De la serie Fin de siglo me fascina todo. "Las putas de Roppongi" son de cuando la Documenta, excepcional pieza. "Almanaque" me desanima un poco, porque me recuerda que ayer era verano y mañana será año nuevo, ¡qué prisas trae siempre el tiempo! Y las caracolas de cerámica, que me llevaría a casa para colocarlas junto a la cama y soñar con aromas de sal y mar. Y tantas otras piezas no menos sugerentes. Pretérito imperfecto os gustará, porque Dora seduce y conquista sin remedio, porque su humor inteligente sorprende y estimula, porque sonreír es lo más gravoso y con ella no cuesta nada.

Rosa de Nadir

Anoche llegué de PARÍS


Anoche llegué de PARÍS, ABRIL me recibió moviendo el rabo, saltando por el pasillo. Le dí la visa para que se la comiera inmediatamente. De despedida CUQUI me llevó al zoo, una jirafa me repetía la seña de medias de reyes,un jabalí me miró mal, aquí podía ser un comisario cultural. Comimos en LE PROCOPE, el restaurant donde se gestó la revolución, mi amigo me hablaba de nubes, el vive en BASTILLE, las camareras citoyenes nos dijeron que no tenían armas de destrucción masiva, bon appetit, gracias, a votre sante. En ORLY me miraron los zapatos. ¡Ay políticos!, no os puedo dejar solos, saben que sabemos que mienten, solo creemos sus insultos, se han dicho de tó. Veo en la tele a un chico desnudando a su madre famosa por un par de euros. ARMANI baja la falda y DEVOTA Y LOMBA la suben. Y la sangre se hizo cine, vuelve TARANTINO. BOWIE, de gira hortera. EMINEM se blinda para grabar. LA POLLA RECORD se separan. AZNAR y TRILLO se van. "No pudieron ser los CLASH, ni tampoco los SEX PISTOLS", pa que vamos a llorar, si total, nos da lo mismo. Creo que votaré. Pero ¡vaya tropa!, en el ZOO hubieran tenido problemas a la salida. LE REVOLUCION, LA BASTILLE ¡O LA LA PARIS!.

En la romántica ciudad de CARTAGENA. 27 de febrero de 2004

DORA


Tiene Dora un nombre que es el compendio de toda su obra. Tiene Dora una D con la espalda recta y rigurosa que se relaja en la curva flexible y ampulosa. Es un arco bien tensado dispuesto a disparar brillantes saetas y a cantarlas. Es una letra preñada cuajada de nubes de verano, una tajada de sandía fresca y jugosa, un lomo de ballena, una isla con náufrago. Que no se preocupe el náufrago que Dora le envía un barco. Llegan los barcos al rescate como dos panza arriba, como sonrisas generosas atragantadas de risa y de nata marina, con las cerúleas velas desplegadas como sacando pecho y cuando el viento las hincha el mar se perfuma de cálido chocolate blanco y cuando los barcos desfilan cerca del puerto todo el mundo exclama oooh, Cartagena huele a vainilla. Oooh, porque tiene Dora una O redonda y voluptuosa que marea en círculos concéntricos, como un vértigo de pétalos rojos y oleaginosos para prender en el pelo como bocas sabrosas. Tiene Dora una O que el aroma de la D lo vuelve rosa. Rosas en serpentinata como agujeros negros de color, como borrachos túneles del tiempo, como cuernos de hojaldre atragantados de merengue, como caracolas marinas que te susurran en el oído la historia de un príncipe y una sirena. Rosas para arrojar al ruedo como botones florales junto a los pies de almibarados bailarines - torero, Bailarines -torero de garrapiñados trajes de luces que entran a matar al toro con requiebros de amor y gritos de te quiero. Que no se preocupe el toro, que no se embriague con brandy, que no huya por la carretera, que cuando llegue su hora, también lo rescata Dora. Porque tiene Dora una R ronroneante y rumbosa que llena de azul el mar y reverbera en las rocas. Tiene Dora una R vibrante y taladradora que convierte en barro la tierra y con ricitos de arena hace mujeres anoréxicas, bulímicas, peligrosas, culonas, religiosas, orondas y gordas de tanto ser mujer, sexuales de tanto ser mujer. Que no se preocupe la mujer, que si le falta un te quiero, Dora le manda un torero. Porque tiene Dora una A abierta, amiga, aguardentosa, de brazos extendidos y piernas bien plantadas, como un nazareno con la cara descubierta y escandalosa. Que no se preocupe la A, que Dora, por su parte, ya tiene arte. Que no se preocupe la A por ser la letra que cierra a Dora, porque aunque la cierra también la abre, porque tiene Dora un nombre que es el compendio de toda su obra. Dora artista, Dora trabajadora, Dora florista, Dora escultora, Dora peluquera, Dora pintora, Dora cupletista, Dora encantadora, Dora torera, Dora precursora, Dora retratista, Dora soñadora, Dora equilibrista, Dora pescadora, Dora cocinera, Dora arrebatadora, Dora bromista, Dora seductora, Dora.

Jose Fermín Serrano, galerista

Si tú me dices ven...
Te lo doy TODO


Sin conocer personalmente a Dora, me atrevo a pensar que esta frase es Norte en su vida. Me lo dice su obra tan apasionada, tan verdad. Los artistas que, como ella, lo son de dentro a afuera, no pueden esconderse de nosotros, los desconocidos. Es lo emocionante y agotador de su tarea. Nos atraen, nos ofrecen su trabajo y nosotros lo vampirizamos. Nos alimentamos de sus sentimientos, bebemos sus emociones, seguimos la senda de sus frustraciones arrastradas y nos apropiamos de las alegrías que de tanto buscarlas de pronto les iluminan, como si las mereciéramos. Dora no se guarda nada para sí y como los ciclistas, sube puertos ¡Uf! para quien los quiera saborear. Sólo ella sabe lo que le cuesta transfigurar su mundo en materia, lo que sea porque la técnica no se resiste a su inmensa creatividad. No le regalan nada, pero nos da TODO.

Mª Reyes Zarranz

A mi Dora


Desde su cúpula en el barrio de Roppongui inició el viaje para salvar la mirada que un día en Madame Butterfly le convirtió. Cruzó marres, atravesó valles, escaló montañas y en el camino, a todos los males se enfrentó. Así, con sus poderosas cápsulas de pasión, venció a malvados que se ocultaban en refinerías; vestida de gitana, se multiplicó, y a la bruja que tanta sabiduría creía haber heredado, finalmente calló. Al futbolín, al dragón un poco mayor doblegó y desde entonces, caminar bien no pudo. Y todo hasta encontrarla. A Cartagena llegó y allí, en su terraza, delante de un lienzo, la encontró. Ante ella se mostró, sus manos cogió y en esencia se convirtió. Por ella, todo lo dio, incluso su colección de chaneles, uno de los cuales utilizó para su siguiente exposición.
A mi Dora. Siempre.

Joaquín Egea

Sin título


Cada vez que cojo un lápiz y un papel, si no es para dibujar o escribir sobre mis propias reflexiones es para anotar cosas que debo hacer o "comprar"! - me hace sentir de maruuuuuuja!. Podría dibujarte y sentirme mas cómoda o escribir sobre nuestras reflexiones comunes (por ser mujeres ambas) o de nuestros vicios compartidos: la pintura, la cerámica, la necesidad de expresarnos al fin y al cabo, vivirrrrr!!!!!!) Una vez oí que la gente de gran corazón tenía grandes manos¿ superstición o chorrada?. La cuestión es que desde entonces no puedo evitar fijarme. Es algo que rápidamente me llamó la atención de tus personajes. Concluí que tu debías ser generosa de corazón (nunca he estado mas acertada) generosa en los volúmenes, en tu paleta de color, en las texturas, en la ironía, en el sentido del humor, en la temática. Y si hay algo que he tenido siempre claro es que uno pinta sobre sí mismo y sus agobios. Así que me pierdo en ti, en los detalles de tu pintura. Me voy de tertulia con tus mujeres, me siento en una de tus sillas, mientras me "meriendo" tu alacena. Luego paseo por tus ciudades, habla con uno de tus personajes al azar y hablo de ti ¿o contigo?. Espero Dora, que el disfrute de tu trabajo, nuestra amistad, sea pretérito imperfecto!

Natalia Molins

Sin título


Corría el año 1980, cuando la Corporación del Excmo. Ayuntamiento de La Unión, de la que yo formaba parte como Concejal, decidió atender a una población discapacitada existente en esta Ciudad, hasta ese momento no se le había prestado el cuidado y solicitud debidos para que superasen los obstáculos provenientes de su discapacidad y prepararlos para su integración en la sociedad. Decidimos, mediante acuerdo del Excmo. Ayuntamiento Pleno, crear los medios necesarios para hacer frente a esta problemática. En el año 1982, una vez aprobado por el Ministerio de Sanidad el expediente de subvención para la construcción de un Centro Ocupacional, una nave destinada a Granja Avícola y una Residencia para disminuidos profundos. En tanto se procedía a la construcción, decidimos habilitar un local dedicado anteriormente a Escuelas Públicas, y empezar nuestra andadura, compleja y llena de dificultades, que fuimos salvando con tenacidad y esperanza, confiando en el éxito de esta Obra, más humana que social, pues el abandono de estas personas era total. Empezamos con dos proyectos básicos para atender a estas personas. Primero la atención técnica de un psicólogo y la educacional, mediante un educador y en segundo lugar consideramos necesario dar una prestación laboral y pensamos en la Cerámica, como vehículo de enseñanza para alumnos con necesidades educativas especiales que desde un trabajo artesanal que no implicase riesgos, podíamos prepararlos para aprender un oficio y poder insertarlos en el mundo laboral. El problema radicaba en encontrar la persona adecuada. Casualmente y por un anuncio en la prensa, viene a verme una joven que "quiere" trabajar con nosotros en esta empresa tan "bonita" me dice. Me di cuenta enseguida que estaba ante una persona nada común, original en sus planteamientos, con gran poder de persuasión. De una manera espontánea me dijo que ella "podía" hacer que esos "chavales" hicieran la cerámica que ella estaba dispuesta a enseñarles. Creí en ella y empezó a trabajar. Con medios exiguos pero con una humildad y generosidad encomiables en una artista de su talla -yo ya tenía conocimiento de ello- que llena de entusiasmo y con gran alegría fue captando voluntades y hoy el Taller de Cerámica está poblado por un número considerable de usuarios, que en manifestación de Dora Catarineu ante el crítico de arte Juan Antonio Maragall (Septiembre 1999) refiere que sus alumnos "hacen magníficos trabajos que podrían ganar concursos". Su cerámica, eminentemente expresionista abstracta, es para ella un medio de expresión independiente que le brinda la posibilidad de desarrollar sus ideas más innovadoras y sobre ellas explorar de una manera libre y espontánea la expresión inmediata de sus emociones, por ello ha logrado convencer a sus "alumnos" de que expresarse a través de la cerámica no es tan difícil; ésta cerámica es la que se hace en el Taller del Centro Ocupacional de la Fundación Andrés Martínez Cánovas. Después del tiempo transcurrido, esta cerámica ha adquirido patente comercial y es hora de que se lance al mercado de trabajo, por cuanto hemos creído oportuno establecer un Centro Especial de Empleo, cuyo objetivo primordial es el realizar un trabajo productivo, participando regularmente en las operaciones del mercado y teniendo como finalidad el asegurar un empleo remunerado y la prestación de servicios de ajuste personal y social que requieren nuestros trabajadores minusválidos, a la vez que sea un medio de integración del mayor número de minus- válidos al régimen de trabajo normal. En relación con la creación de un Centro Especial de Empleo estamos gestionando anticipadamente los trabajos preliminares para lanzar al Mercado nuestros productos, para ello presentamos al mundo empresarial este Catálogo, con objeto de que conozcan nuestra cerámica, su procedencia y la adquieran en beneficio de una obra social y eminentemente humana como es la nuestra.

Juan Albaladejo Segura
Gerente de la Fundación Pública "Andrés Martínez Cánovas"